10 mitos sobre la caspa

champu organico

La caspa es el secreto de muchas y muchos sin importar si se tiene cabello seco, graso o mixto. Este “no tan agradable” fenómeno, puede darse desde muy temprana edad.

Alrededor del tema, giran varios interrogantes y mitos. Nuestro equipo de expertos de Naturaleza y Vida han evidenciado y desmentido los mitos más comunes para que puedas erradicar la caspa de tu vida de una buena vez por todas:

  • Mito #1: La caspa es exclusiva del cabello seco.
    Falso. Como lo mencionamos antes, el tipo de cabello no influye en la producción de la caspa. En realidad, tener el cuero cabelludo graso es más propenso a producir caspa debido a que el aceite (sebo) que produce tu piel puede incrementar la descamación. Esa producción excesiva de sebo genera algo llamado dermatitis seborréica, lo que da pie a esos molestos puntos blancos.
  • Mito #2: Aplicar aceites en el cuero cabelludo disminuirá la caspa.
    Falso. Aunque este mito se desmiente con el anterior, cabe resaltar que además de que no te quita la caspa, aplicar aceite solo empeorará las cosas. Es importante mantenerlo hidratado con productos naturales y usar los mejores champús para el cuidado del cabello.
  • Mito #3: Antes de lavarte el cabello debes quitarte toda la caspa que te sea posible.
    Falso. Si la caspa que tienes te deja escamas muy pegajosas, pesadas y necesitas quitarlas para lavarte el cabello, es probable que lo que tengas es una condición del cuero cabelludo mucho más grave. Además, si te quitas esas costras de forma brusca o inadecuada, te dolerá e inducirás el sangrado, dejando el cuero cabelludo susceptible a la infecciones. Si a eso le sumas el uso de un champú abrasivo y con parabenos, el ardor puede ser insoportable.
  • Mito #4: Si tienes caspa no debes lavar tan seguido tu cabello. Falso. En realidad, debes lavar con champú todos los días para deshacerte de las células muertas, costras y suciedad. Te recomendamos siempre usar un champú anticaspa a base de plantas, el cual tiene una acción anti irritante y purificante, conteniendo ingredientes recomendables para el cuidado del cabello.
  • Mito #5: No debes exfoliar tu cuero cabelludo.
    Falso. Las máscaras exfoliantes levantan suavemente la caspa y ayudan a devolver el índice de renovación de células cutáneas en el cuero cabelludo a un nivel normal y saludable. No obstante, debes usar mascarillas que no contengan sal ni parabenos dentro de sus ingredientes, pues pueden irritar aún más las zonas afectadas. Siempre será mucho mejor una opción completamente natural.
  • Mito #6: Los productos para el peinado del cabello empeoran el problema.
    Falso. Hay muchas cosas que pueden estimular tu caspa (genética, estrés, tu dieta), pero tu rutina de cuidado capilar no es una de ellas. Solo asegúrate de enjuagar tu cabello con la mayor frecuencia posible (todos los días o día de por medio).
  • Mito #7: La caspa no afecta el crecimiento del cabello.
    Falso. La investigación y los estudios han demostrado que un cuero cabelludo escamoso puede causar y/o empeorar la caída del cabello en ciertas personas. Y es apenas lógico, si tu cuero cabelludo está en mal estado, puede afectar adversamente el crecimiento del cabello.
  • Mito #8: La caspa empeora en el verano.
    Falso. En ocasiones son los factores de consumo y el estilo de vida los que más afectan tu cabello. Los meses más fríos también son el momento en donde la mayoría de las personas consumen muchas más grasas y donde también se reduce el uso de champú debido a las bajas temperaturas, que también pueden empeorar la producción de costras.
  • Mito #9: Todas las costras y descamaciones son producto de la caspa.
    Falso. La dermatitis seborréica es otra condición que puede causar caspa y descamación del cuero cabelludo generando parches escamosos en cejas, barba, orejas, pecho y otros pliegues de la piel. La psoriasis del cuero cabelludo es otro problema similar a la caspa, pero se ve un poco diferente. Ante estas situaciones, lo mejor es visitar un especialista en dermatología.
  • Mito #10: La caspa se cura con cualquier champú anticaspa.
    No hay una cura definitiva para la caspa. Sin embargo, hay muchos productos para ayudar a controlar sus escamas, la irritación, la producción de sebo y puntos blancos. Utilizados a diario, estos productos ayudan a exfoliar el cuero cabelludo y eliminar las escamas.

Si los champús para el cuidado del cabello no funcionan después de un mes más o menos, lo mejor es consultar con tu dermatólogo para averiguar si la comezón de tu cuero cabelludo es causada por algo más serio.

Conoce nuestro Champú Anticaspa de Naturaleza y Vida y descubre los beneficios de utilizar productos completamente naturales en tu cuero cabelludo.

Ver más Tips