¿Cómo identificar que tu cabello está maltratado o dañado?

¿Cómo identificar que tu cabello está dañado o maltratado?

A diario, solemos escuchar con frecuencia en diferentes áreas comunes como en el supermercado, transporte público, gimnasio o en el entorno que nos rodee, que las mujeres nos quejamos del aspecto de nuestro cabello y en ocasiones, nos encontramos en una búsqueda eterna por encontrar el tratamiento adecuado para el cuidado de nuestro cabello.

Sin importar lo diferentes que sean nuestros organismos y por ende tipos de cabello, solemos pensar y dudar por qué algunos tratamientos para el cuidado del cabello funcionan en algunas personas de forma efectiva y en otras… no tanto.

Por ello, es importante estar saber que no todos esos productos son estandarizados y que estar al tanto de la salud general de tu cabello implica identificar cuáles son los daños específicos que presenta tu fibra capilar antes de elegir la forma adecuada para el cuidado de tu cabello.

Antes de comenzar a comprar nuevos tratamientos, tintes o hacer “mejunjes” caseros, elabora un diagnóstico del estado actual de su cabello y evalúa cómo lo puede estar afectando tu rutina común de quehaceres diarios y por supuesto, tu rutina de cuidado del cabello.

Al conocer específicamente los signos de daño, podrás hacer cambios fáciles en tu rutina de cuidado del cabello para obtener una fibra capilar sellada y resistencia al daño exterior.
  1. Puntas abiertas
  2. Envuelve pequeñas secciones de su cabello alrededor de tus dedos o de un esfero. Cualquier hebra pequeña e irregular que sobresalga indica que tienes puntas abiertas, un signo revelador de cabello dañado.
  3. Daño causado por el calor
  4. La forma para saber si estás abusando de la temperatura en tus productos de peinado a base de calor es sencilla: la textura de tu cabello es frágil y es probable que tengas puntas abiertas y porosas.
  5. Rotura extrema y caída constante
  6. Definitivamente tu cabello se ha debilitado si ves grandes cantidades que se caen cuando lo peinas, cepillas o modelas.
  7. Cabello demasiado opaco o demasiado brillante
  8. Controla los geles, las pomadas y los aerosoles: si sus puntas parecen opacas y tu raíz grasa, podría ser el resultado de que el cabello está saturado por la aplicación de tantos productos.
  9. Sobrecarga de tinte
  10. Si con frecuencia tinturas su cabello, el peróxido de hidrógeno en los tintes para el cabello puede dejar sus trenzas secas y dañadas. Lo mejor es siempre optar por alternativas de coloración natural para el cuidado de tu cabello.
  11. Demasiados enredos
  12. Si utilizas cepillos de plástico baratos en lugar de aquellos con cerdas de nylon, lo màs probable es que las hebras rasguen la fibra capilar y el cuero cabelludo, dejándote el cabello enmarañado.
  13. Falta de hidratación
  14. El cabello sano es flexible y suave, no quebradizo y seco. Si tienes cabello seco, es posible que no uses un acondicionador con suficiente frecuencia. El acondicionador de puntas y las mascarillas hidratantes sellan la humedad en el tallo de su cabello.

Los problemas con la absorción y retención del color, y la esponjosidad cuando está mojado, también son problemas de porosidad, pero en un nivel más severo. Estos niveles de daño requieren un tratamiento muy intenso y un cuidado constante en el procesamiento y el estilo.

Algunas personas con este nivel de daño en el cabello encuentran más fácil cortar el cabello dañado y comenzar de nuevo. Sin embargo, esto puede no ser una opción, por lo que es mejor si cuidas tu cabello antes de que se dañe tanto.

¿Se te hacen familiares los anteriores signos de alerta? El mejor tratamiento en este caso es el que te brinda salud y luminosidad con ingredientes naturales que fortalezcan el tallo del cabello. Entra a nuestra sección Cuidado del Cabello Linea Sensitive y conoce los productos que te ayudarán a mantener la salud de tu cabello por más tiempo.

Comparte en tus redes
0
0
0
Comparte en tus redes