¿Cómo saber cuál es mi tipo de cabello?

Conocer mi tipo de cabello

Conocer tu tipo de cabello es muy importante ya que puede ayudarte a decidir cuál son los mejores productos para el cuidado de tu cabello. Tu estilo de vida y la forma en la que te lo cuidas pueden ayudar con tu ciclo de crecimiento y, en algunos casos, ayudar a reducir el riesgo de pérdida de cabello.

Paso No. 1. Determina el diámetro de tu cabello En este paso, no se trata de determinar la cantidad de pelo que tienes sino qué tan densa es la hebra capilar. Para ello, toma una parte de tu cabello y ponla sobre la mesa. Si se ve muy tenue, lo tienes fino o delgado, con el cual tendrás que tener mucho más cuidado al usar elementos de calor para el peinado o pensar en altas decoloraciones o tinturas. Si por el contrario, la hebra resulta ser bastante gruesa, sabrás que es también grueso, el cual es más resistente al daño, pero puede ser más rebelde y susceptible a presentar frizz.
Si determinas que el cabello no está en ninguno de los dos extremos, tendrás uno con diámetro medio, el cual es mucho más fácil de manejar pero que debes cuidar constantemente para poder mantenerlo saludable. También puedes probar otra opción comparando un cabello con un hilo de costura.

Paso No. 2. Encontrando la densidad A diferencia del punto anterior, nos referimos a densidad para hablar de la cantidad de cabellos individuales de tu cabeza. Divide tu cabello por la mitad y si observas que es difícil ver tu cuero cabelludo, sabrás que la densidad es alta o baja, en el caso contrario de que logres ver bastante piel.

Paso No. 3. Descubriendo la porosidad La porosidad se refiere a la capacidad de tu cabello para absorber la humedad o diferentes productos. Saber qué tan poroso es puede ayudarte a determinar qué tipo de tratamientos químicos puede resistir y qué tipo de productos debes colocarte. Una forma fácil de determinar la porosidad es colocando una sola hebra de cabello en un recipiente con agua. Si se hunde hasta el fondo, tiene una gran porosidad ya que absorbe toda la humedad. Si flota sobre el agua, tu pelo tiene una baja porosidad y no absorbe la humedad fácilmente. Por último, si flota en algún lugar en el medio del agua, tiene una porosidad normal, lo que significa que está bien equilibrado.
De esta forma, sabrás que si tu cabello es bastante poroso requiere mucha más hidratación que uno que no lo sea y visceversa.

Paso No. 4. Identificando la forma Este es tal vez el paso más fácil y es la clasificación de tu cabello entre liso, crespo, o con ondas, lo cual es esencial al momento de elegir los mejores tratamientos para el cuidado del mismo sin que afecte su forma natural, o sí, dependiendo de lo que tú desees.

Paso No. 5. Test de oleosidad Comienza lavándote el cabello antes de acostarte y déjalo secar al aire libre, sin calor. Al día siguiente, luego de levantarte, presiona un pañuelo de papel contra las raíces en la coronilla de tu cabeza e identifica si hay residuos de grasa. También revisa detrás de tus oídos, ya que es posible tener cabello graso en algunos lugares de su cabeza y no en otros.

La oleosidad determina con qué frecuencia necesitarás lavártelo. Aunque los productos como el champú seco pueden refrescar el cabello entre lavados, como regla general, aquellos con cabello graso necesitarán lavárselo con más frecuencia.

Una vez que hayas finalizado esta sencilla revisión, puedes estar mejor informada al elegir los mejores productos para el cuidado de tu cabello. Si aún así no sabes qué productos deberías recoger, sólo mira la etiqueta. Los productos a menudo indican en sus empaques el tipo de cabello al cual benefician.

¿Dónde puedes adquirir productos que sean efectivos según tu tipo de cabello? Conoce los Mejores Productos para Cuidado del Cabello en Colombia y únete a la revolución de lo natural.

Comparte en tus redes
1
0
0
Comparte en tus redes